Google+ Badge

sábado, 19 de octubre de 2013

Se desarrolló el lunes 14 de octubre, el Lanzamiento de Confluencia Comunista Socialista en Montevideo. En el local cito en Fernández Crespo 2288 casi Circunvalación del Palacio Legislativo, se dieron cita los militantes de la nueva unidad conformada, dentro de la Unidad Popular, por Intransigencia Socialista, la Liga Comunista de Uruguay y Refundación Comunista. Participó en la reunión el candidato a la Presidencia por la Unidad Popular, Gonzalo Abella y dirigentes de Asamblea Popular como Eduardo Rubio y Ricardo Cohen. Así lo vió el diario La Juventud dn su edición del miércoles 16 de octubre: LA IZQUIERDA SUMA FUERZAS EN LA UNIDAD POPULAR Confluencia Comunista Socialista se presentó en Montevideo En la tardedel lunes se realizó en Montevideo la presentación pública de la Confluencia Comunista Socialista, sector político que se integró a la Unidad Popular. El 7 de setiembre este agrupamiento político se había presentado públicamente en el Departamento de Canelones , en la actividad realizada en el local de la Unidad Popular de Ciudad de la Costa. En la tarde del lunes 14, en el local de la calle Fernández Crespo 2288 esquina Hocquart, sede de la Liga Comunista de Uruguay donde funciona la Confluencia Comunista Socialista, hicieron uso de la palabra el candidato a la presidencia de la república por Unidad Popular, lema Asamblea Popular, Gonzalo Abella; el profesor Ruiz Pereyra Faget que se refirió a los 100 años del nacimiento de Rodney Arismendi, y en representación de Confluencia Comunista Socialista, Roberto Servillo. Al comienzo de la actividad Yamandú Palacios interpretó varias canciones. Orlando Zeballos, saludó la presencia de dirigentes de otros sectores de la izquierda, la difusión previa de la actividad que se realizó desde La Juventud y CX 36 y agregó que la presentación en Montevideo de la Confluencia Comunista Socialista se daba en el marco de las actividades que vienen realizando como Unidad Popular, como lema Asamblea Popular, con una perspectiva de pueblo, con un programa de salvación y de rescate y que la Confluencia Comunista Socialista es la expresión genuina del acuerdo de la Liga Comunista de Uruguay, Intransigencia Socialista y Refundación Comunista. Por su parte el candidato a la Presidencia por la Unidad Popular, lema Asamblea Popular, el maestro y escritor Gonzalo Abella, entre otros conceptos y afirmaciónes, saludó la conformación de ese agrupamiento político de izquierda y convocó a seguir militando para conseguir el objetivo de una representación parlamentaria que represente y defienda los intereses populares y nacionales. Comenzó la actividad con canto popular en la voz y guitarra del canta autor Yamandú Palacios. Le siguió la intervención del compañero candidato a Presidente de la Unidad Popular, lema Asamblea Popular, Gonzalo Abella: Estimados compañeros nos convoca un momento absolutamente clave en la historia nuestra patria. En el planeta están ocurriendo cosas de extraordinaria trascendencia no sólo para el futuro sino para la supervivencia de la humanidad. Lo que soñamos con cambiar el mundo en el siglo XX, comprobamos que el mundo seguía andando en este siglo XXI, si las nuevas generaciones que toman la antorcha, no hacen colapsar el imperialismo, se acaba el planeta, no nos queda otra. Esta es la diferencia. Ahora sí tiene razón aquella letra profética anunciándonos la lucha final. No hay otro siglo no hay otra oportunidad. Y realmente podemos afirmar hablando en un contexto planetario, que lo más oscuro de la tormenta ya ha pasado. Los años sombríos de los años 90 en que parecía que perdíamos el rumbo, que no encontrábamos una luz al final del túnel, ya pasaron. Y en esos años, honor y gloria a los que mantuvieron la bandera en todo el mundo. A los que decidieron que no había que rendirse, a los que forjaron y avivaron el rescoldo para que hoy se entiendan las nuevas.. Estamos en una situación distinta. Los pueblos llenos de contradicciones internas avanzan y acosan y cercan al imperialismo. No es lo mismo ese Obama humillado de hoy, ridículo y patético, que la arrogancia con la que empezó su mandato. Claro todavía es peligrosa, la fiera herida peligrosa. Pero los pueblos van avanzando por los caminos curiosos, peculiares, que tiene el proceso de la revolución, que como decía Marx, avanzan a veces subterráneo, como un topo y después cuando estalla con claridad las nuevas victorias nos maravillamos de todas las señales que teníamos y no habíamos sabido percibir, de lo que iba inevitablemente a pasar. Somos profundamente optimistas. En este marco, en el Uruguay se están dando grandes batallas. Estamos en vísperas de una marcha que tiene que ver con la soberanía alimentaria, con la dignidad. No hay eslabón más importante en un concepto de liberación nacional, que todas las banderas que se levantan, desde el punto vista social, económico y ambiental; no hay nada más importante que la marcha del 18. Ahí se levantan todas las banderas esenciales, de todo lo que nos amenaza, contra todo lo que nos amenaza. Levantar las banderas de la soberanía alimentaria, de la dignidad, de la tierra para el que la trabaja, la consigna la tierra no se vende la tierra se defiende, nos hace dignos de un continente en llamas. De la lucha de los mapuches y de la lucha los campesinos colombianos que levantan no sólo la consigna de la tierra, sino el cuidado de la semilla nativa. Porque una semilla que germina es hoy una trinchera de resistencia contra Monsanto, contra el imperio. Este es el momento, la marcha nos hace dignos de la lucha continental y de la lucha de los pueblos de todo el mundo. También en los gremios, irrumpe una conciencia nueva. Como maestro siento con orgullo la desgremialización de los traidores, entre ellos un dirigente del mal llamado Partido Comunista de Uruguay. Un orgullo de que por fin se hagan las cosas como se deben y la gente empieza esporádicamente, todavía sin suficiente organización a hacer lo que se debe. Es en este marco que nosotros estamos construyendo la Unidad Popular incluso vamos a decirlo con claridad, hasta con los resquemores y las desconfianzas, de las heridas que todos tenemos. Pero con la absoluta convicción de que es un fenómeno irreversible, y que además no nos vamos a dejar trampear de nuevo. Porque todos nosotros sabemos que sería mil veces preferible que se rompiera en pedazos la Unidad Popular, antes que claudicar en un solo principio. Créanme que estuve en 14 departamentos, y en Buenos Aires, hay una percepción clarísima y un crecimiento de la conciencia de nuestro pueblo extraordinario, también en el plano político. Aunque en inarmonías, lleno de contradicciones, con toda esta sensación de que no vale la pena ya, de que son todos iguales, que es la desesperanza con la cual tenemos que luchar. En el marco del plano social y en el plano ambiental ya se conforman legiones de nuestro pueblo, todavía en el plano político tenemos una inarmonía, pero la estamos esperando. Y en ese sentido dentro de lo que es la Unidad Popular, permitanme terminar con este breve saludo, diciendo lo que siento cuando entro un local, donde la roja estrella y la hoz y el martillo, recuperan la inmensa dignidad que nunca se debería haber perdido. Cuando vuelvo encontrar en un lugar como este el emblema de la alianza obrero y campesino y vuelvo a sentir como si tuviera 17 años que estoy en casa. Yo me casé con el comunismo a los 17 años y juré serle fiel en las malas y en las buenas, hasta que la muerte nos separara. Me tocaron las malas y en las malas me extravié muchas veces, pero hubo una cosa que no abandoné, hubo un horizonte que nos nutrió a todos, aquel espíritu de los viejos bolcheviques, aquella cosa que venía de Marx, aquella cosa que tenía que ver con la tenaz resistencia, que hizo decir a Lenin, después de 1905, después de la derrota, en los años duros de la represión, no en balde nos llaman duros como garrote. Y aquello quedó de alguna manera en todos nosotros. Y no nos rendimos. Hoy por suerte hay una inmensa multitud de jóvenes, todavía con desconfianza hacia lo partidista, pero con unas ganas enormes de luchar. Desde el punto de vista de lo que es la Unidad Popular, importa recordar también lo que la Unidad Popular no es. Hay una construcción conceptual ideológica de definiciones claras. Que para algunos puede ser humanistas, para otros pueden ser marxistas-leninistas, pero de elaboración ideológica que la Unidad Popular no puede avanzar demasiado precisamente por su naturaleza de unidad y de coalición. Pero que no puede perderse jamás, porque es un deber revolucionario, no abandonar las luchas. Porque lo que quiere el oportunismo, lo que quieren los traidores es que se abandonen las luchas. Entonces junto con la recuperación de los símbolos, que nunca debieron estar en otras manos, la recuperación de la ideología, del estudio sistemático, del análisis, de las fases, de las tareas, de las fuerzas motrices de la etapa, de las tareas esenciales que hay que hacer, de las líneas de la unidad que avanzan como círculos concéntricos, en lo social, en un círculo más estrecho en lo político, en un círculo más estrecho aún, en lo profundamente ideológico. Y es deber, y no solo derecho, de cada organización marxista-leninista. Es deber apoyar la campaña electoral como un frente más de lucha, usar la campaña electoral, para crecer en el seno de la gente que va a despertar, y a partir de ahí prever los nuevos horizontes y los nuevos escenarios que nos espera que van hacer turismo se puede nuestras primeras victorias. Que nadie ningún opresor, va tranquilo su tumba y nadie, ningún opresor y ningún oportunista, empieza olvidando los principios, deja terminar sin reprimir. A pesar de la conciencia de lo duro que nos espera, que alegría recuperar la fe. Qué alegría para los que tenemos un corazón comunista, decir volver a los 17 después de vivir un siglo. Recuperar signos, sin ser sabios competentes. Un abrazo enorme a los símbolos que hay ahí, a los compañeros que aquí están convocados, a los hermanos de la Unidad Popular, que vienen del ambientalismo, del cristianismo, de la orejanía, si se me permite decirlo. Un saludo enorme al canto de Yamandú, donde aparece ese lenguaje paisano, del cuchillo carronero, y de todos los elementos de esa charla campesina, que hoy lo recuperan los pequeños propietarios de Cerro Chato y Valentines, cuando cantan la vieja canción de Osiris, “no venga a tasarme el campo, con ojos de coracero, porque no es como aparenta, sino como yo lo siento, yo soy cardo en estos llanos, totoral de estos esteros, ni a fin dar de aquellos montes, piedras moras a vencerlos y no va a creer que hace poco lo comprendo. Su cinto no tiene plata ni para pagarles el cuero” Honor a los que luchan. Viva la Unidad Popular. Venceremos
Le siguió la intervención estuvo a cargo del Profesor Ruiz Pereyra Faget que en su intervención aludió al año del centenario del nacimiento de Rodney Arismendi. Se leyeron los mensajes de saludos de las organizaciones hermanas de Argentina: Queridos compañeros y hermanos orientales: Enviamos nuestra adhesión al Acto presentación del Espacio Confluencia Socialista Comunista que tendrá lugar este lunes 14 de octubre. Siempre es bueno festejar la unidad de los revolucionarios. Razones de esclavitud asalariada que padecemos nos impiden asistir al evento. Las ideas del socialismo y el comunismo vuelven a cobra fuerza en un momento en que la sociedad de clases, esa prehistoria de la humanidad al decir de nuestros maestros, hace crisis por todos lados. Nunca más actual que nunca es el grito de guerra que lanzó nuestra querida Rosa Luxemburgo: Socialismo o barbarie! Nuestro abrazo camaradas y adelante en su proyecto de liberación nacional y social. Colectivo Avanzar por la Unidad del Pueblo Frente Nacional Pueblo Unido -----------------------------------------------------------------
Buenos Aires, 14 de octubre de 2013 Acto de Lanzamiento de la Confluencia Comunista Socialista de la Unidad Popular en Montevideo. Compañeros: Desde Convergencia Socialista y el Comité de Coordinación por la Unidad de los Revolucionarios, les enviamos un saludo y al mismo tiempo agradecimiento por vuestra presencia en nuestro acto internacionalista del 5 de octubre pasado. La unidad de la izquierda revolucionario es indispensable en cada uno de los países del Cono Sur, como también a nivel regional, ya que enfrentamos gobiernos que, detrás de discursos populistas e incluso socialistas, aplican los planes más despiadados de ajuste y saqueo al servicio de la Recolonización Imperialista sobre el conjunto del continente. Nuestra solidaridad con la lucha por la desmilitarización de Haití, que implica la expulsión de las tropas uruguayas, argentinas, brasileras y compañía, que ahí están llevando adelante una política clara de colaboración con el imperialismo y la recolonización. Deseándoles éxitos en el acto que están llevando adelante, nos ponemos a vuestra disposición. Por la dirección de Convergencia Socialista en el CCUR Juan Carlos Beica María Alvarez Se presentó el lanzamiento de la Campaña Financiera 2013 con venta de una Rifa y Bonos Colaboración y Pegotines de la CCS.
Publicar un comentario