Google+ Badge

lunes, 1 de agosto de 2016

href="https://1.bp.blogspot.com/-6Eiq_eWynX8/UXEo_BSikEI/AAAAAAAAASY/bvVzicgekKcts25EICO4k_1-rU9u_36tgCPcB/s1600/simbolo%2Bde%2BR.C.gif" imageanchor="1" style="clear: left; float: left; margin-bottom: 1em; margin-right: 1em;">
LOS COMUNISTAS NO BUSCAMOS EXTENDER LA VIDA DEL CAPITAL NI OXIGENARLO. (I) OSBALDO ZUÑIGA•VIERNES, 1 DE ABRIL DE 2016Leída 94 veces Para los pueblos del mundo es vigente luchar por poner fin a la explotación del hombre por el hombre y para evitar la destrucción de la naturaleza. La explotación, el militarismo, la guerra, el terrorismo estatal, las políticas anti obreras y antipopulares, convocar a los proletarios del mundo a mantener en alto las banderas del socialismo-comunismo, de la paz y de la solidaridad antiimperialista es parte de las tareas de la etapa. Desde luego que “derramar ideología” y desnudar la naturaleza contrarrevolucionaria de los reformismos claudicantes centra este nudo dialectico. Los comunistas no buscamos extender la vida del capital ni oxigenarlo. Hace ya casi 170 años que El Manifiesto del Partido Comunista sitúo nuestros objetivos programáticos. Los reformadores contemporáneos no podrán cumplir su triste papel de ocultar la putrefacción y senilidad del capitalismo en su fase imperialista. Decir esto no implica en modo alguno creer que de lo que se trata es de un recetario, o aun peor, que colocando conceptos, ideas la humanidad o un segmento mayoritario emprenderá la lucha primero por desnudar la naturaleza criminal y manipuladora del imperialismo en su fase agonizante. Desde luego que también en esta fase su poder de destrucción y el montaje de imágenes, conspiraciones y actos “terroristas” alimentan y dan sentido a su prédica, esta al mismo tiempo se sustenta en el miedo, en la seguridad y el control. Una ciudadanía desprovista de contenido de clase incapaz de entender algunos fenómenos creados, desarrollados y fomentados por la clase dominante lleva a colocar a esa “ciudadanía” al borde de la esquizofrenia. La ausencia de un abordaje del fenómeno desde el punto de vista de clase ubicando dos aspectos fundamentales PODER y ESTADO, ya no solo complejizan el problema, revelan también hasta qué punto el revisionismo histórico desarmo la idea de REVOLUCION. La otrora vanguardia se ha transformado en sostenedor del reformismo político y este expresa siempre la claudicación y la negación del punto de vista de clase. Ese es hoy el rol de los PCs institucionales, acá, en la región y creo no equivocarme, en el mundo. Los trabajadores no tienen nada que ganar colocándose a favor del “menos malo”. Se van formando una serie de uniones interestatales cuya naturaleza de clase está bien definida como antiimperialista, tales como el TLCAN, la Unión Europea, los BRICS, el MERCOSUR, e inclusive el ALBA, donde predominan países en los que las relaciones capitalistas son imperantes. La ONU ya no expresa la correlación de fuerzas entre el campo socialista y el imperialista como en la posguerra, y es hoy un instrumento que convalida las agresiones imperialistas contra los pueblos. La multipolaridad es un mito que busca enmascarar los objetivos de determinados centros imperialistas y colocar a los trabajadores y pueblos detrás de una ilusión. El derecho internacional hoy es en beneficio de los capitales, garantizándoles el lucro. Nunca como en esta época la pobreza subsidia a la riqueza. En estas horas que corren en distintos lugares del mundo, la región, etc., los comunistas individualmente buscaran orientarse por el método, es decir el materialismo dialectico e histórico, que conlleva la responsabilidad de aplicar el principio fundamental, es decir el “análisis concreto de la realidad concreta. Aun así y en esta particular coyuntura no se resuelve el problema de fondo, porque estamos en presencia de un “nudo” dialectico, cuya resolución hace imperiosa la organización de los comunistas (el partido), podremos ubicarnos mejor o peor, por olfato, por instinto de clase. No alcanza camaradas. La fundamental tarea de los comunistas hoy es dar respuesta dialéctica en CONTENIDO y FORMA. No está planteado y no estará desconocer la historia viva de los PCs, seria desviar el debate o no entender que toda la historia, la reciente y la que vamos construyendo hoy mismo está atravesada por la lucha de clase, la lucha ideológica no queda al margen de los PCs. Viejos y nuevos debates se instalan hoy, ante también viejos y nuevos desafíos, ahora claro está, uno marca todo el desarrollo y este es entre REFORMISMO y REVOLUCION. LOS COMUNISTAS NO BUSCAMOS EXTENDER LA VIDA DEL CAPITAL NI OXIGENARLO. II (segunda entrega) OSBALDO ZUÑIGA•MARTES, 5 DE ABRIL DE 2016Leída 44 veces Los rasgos característicos de la sociedad capitalista tal cual fueron descriptos por los fundadores del materialismo histórico como el desarrollo de las tendencias que descubrieron son hoy una realidad vigente en todo el planeta. La extensión de la producción capitalista basada en el trabajo asalariado por sobre todas las formas anteriores de producción de la riqueza social. Las capas intermedias, sin desaparecer, pierden peso ante la división de la sociedad en dos grandes campos. Por sobre la gran heterogeneidad de las clases antagónicas se impone objetivamente la contradicción capital trabajo en el centro de los conflictos del reparto de la riqueza social. Crece la masa de las ganancias capitalista, crece la productividad del trabajo y con esto el empobrecimiento relativo de los productores directos de la riqueza. Inmensas cantidades de riquezas acumuladas en forma de capital, que periódicamente queda ocioso, no entra en funciones o se destruye. Y por otra parte las crecientes masas de la población obligada a vender su fuerza de trabajo, por estar desprovista de otro medio de subsistencia. El mundo de hoy plantea alegremente “el privilegio de ser explotado”. La ausencia de comprensión del lugar que se ocupa en la producción es un aspecto central y debe colocarse en el primer lugar de la agenda de los comunistas. El desarrollo de los medios de producción y el rezago de las relaciones de producción pautan la época, las fuerzas productivas han alcanzado ya un nivel de desarrollo que coloca las condiciones objetivas para la revolución social, claro está que no se reflejan directamente en mejores condiciones subjetivas por el estado calamitoso en que se encuentra el movimiento comunista (unido y en lucha la concepción reformista y la concepción revolucionaria). Desde luego que tampoco se deben omitir las derrotas políticas que significaron los intentos de construir sociedades socialistas sin comprender cabalmente el tema del PODER y del ESTADO, procesos que terminan abriendo pasó a una contraofensiva reaccionaria en la mayoría de los casos. Este viene siendo el rasgo de la época que se presenta como el desafío cardinal, la reafirmación de las ideas revolucionarias, es decir la IDEOLOGIA DEL PROLETARIADO o el hundimiento de millones de mujeres y hombres a condiciones infra humanas. Es por tanto la época del imperialismo y la revolución proletaria mundial. Analizar críticamente de cara a las masas nuestros fracasos y aciertos es tarea fundamental, aplicando el principio de lo general a lo particular, de la crítica y la autocrítica. Tiempo entonces de ofensiva, tiempo de ir generando una síntesis y por tanto superación dialéctica en CONTENIDO y en FORMA, esta última siempre se adapta al CONTENIDO. Nuevos auges de lucha de masas, levantamientos de la clase obrera y otros sectores potencial y concretamente condenados, abren cauce a una conducción y rumbo revolucionarios, que continúa hoy unido y en lucha con las variantes de los descoloridos reformismos. Derramar ideología y el trabajo ordenado, planificado y consiente, para prepararse y ayudar dialécticamente (educando y aprendiendo de ella) a las masas. La responsabilidad es llevar claridad ideológica/política a las masas, esa es la CANTIDAD, la CALIDAD es la ideología y es tarea del “cuadro” comunista. Desde luego que el número pesa en la balanza cuando está unido por la asociación y guiado por el saber. De ello se deduce la responsabilidad de los comunista, indagar en la ciencia social moderna (para los marxistas-leninista es el “materialismo histórico”, filosofía de la praxis”, etc.) y es hacerse del “saber científico”. Considerar que en primer lugar el conocimiento de la realidad política a transformar tiene un momento empírico de conocer las formas de las luchas históricas y presentes de las masas, sus métodos más efectivos, su estado de ánimo, sus preocupaciones. Enraizarse en la realidad de la lucha de clases, en la práctica viva. Ese es el segundo aspecto, propagandear la orientación política en permanente intercambio y enriquecimiento con la realidad concreta, para difundir el método de análisis, la organización debe estar inserta en las luchas de las masas. La unificación para la lucha en todos los niveles, en el más elemental de la lucha económica, sindical, gremial estudiantil, gremial agraria (en los países donde existe movimiento campesino, etc.), pero también para la lucha política. Por lo tanto el asunto de la inserción de los comunistas y su trabajo entre las masas es un asunto central de los procesos de revolución social. Es una condición para el triunfo. LOS COMUNISTAS NO BUSCAMOS EXTENDER LA VIDA DEL CAPITAL NI OXIGENARLO III OSBALDO ZUÑIGA•MIÉRCOLES, 6 DE ABRIL DE 2016Leída 60 veces Fuente suministradora de los Panamá Papers Efectivamente, a lo largo de varios meses el periódico recibió más de 11 millones de documentos pertenecientes a una de las compañías más reservadas del mundo, la firma panameña Mosack Fonseca. Los documentos –que involucran a 12 jefes de Estado actuales y pasados y más de 60 de sus familiares, además de todo tipo de personalidades políticas y deportivas– demuestran como las personas adineradas y poderosas usan los paraísos fiscales para ocultar su riqueza, en operaciones que a veces se utilizan para el lavado de dinero y la evasión de impuestos. Esto es lo que está hoy sacudiendo los mercados, los gobiernos y los bufetes de letrados. Lo planteaba hoy más temprano, lo retomo. Creo que sobre estas cuestiones “raras” que aparecen como un directo al mentón, buscan un efecto. Yo me pregunto y respondo al mismo tiempo ¿funcional a que proyecto de clase es esta irrupción de algo que ya suponíamos y que parece se está confirmando? ¿Qué intereses la promueven? Bueno está claro que alguna interrogante se puede responder aplicando la lógica formal, solo con ella alcanzaría. Creo que en buena medida se trata de mostrar como el sistema es capaz de depurarse, eso es el sistema no está en dudas, resuelve estos “forúnculos”, cambiando el modelo o forma. Frente a este tipo de hechos hay que realizar un análisis de clase. En cada caso delimitar quien ejerce el criterio de dar a conocer este amplísimo dossier, el método parecería que es darlo a luz y que aparezcan personajes de todas las esferas, políticas, culturales, deportivas, etc. En el contexto de una guerra que está en curso, porque de eso se trata ¿qué intereses concretos de clase la promueven, cuál es el contenido de esos intereses? Estamos ante una ofensiva virulenta del capital financiero, al decir del camarada Dimitrov, esta es la dictadura terrorista del capital financiero, más o menos eso decía. Entiendo entonces que de lo que también se trata es de un cambio de etapa y en ese cambio de etapa ¿Qué importancia tienen CONTENIDO y FORMA? La FORMA de este ESTADO no se corresponde con esta ofensiva del CAPITAL FINANCIERO o se corresponde con otra FORMA, bueno creo que esta es la cuestión. ¿Qué tiene que ver todo esto con las denuncias o dossier Panameño? Mucho y todo, lo que decíamos al principio, el SISTEMA goza de muy buena salud, tanto es así que el mismo se depura, esa es la idea (imperialismo en su fase agonizante). Por tanto no es el SISTEMA un problema, el problema es el MODELO, es decir la FORMA, eso es lo que promueve este tipo de operaciones, sin poner en dudas que son operaciones delictivas, aun en la “lógica” de ESTADO burgués. Este es un “golpe” de timón, es generar las condiciones que van directamente a un cambio de FORMA, forma que se debe corresponder con el CONTENIDO (la hegemonía del capital financiero y más, el PODER omnímodo). Esa es la operación en curso, para ello todo vale, la inseguridad, la corrupción, la volatilidad, la inflación, la educación y como si fuese poco, ahora “pario la abuela” y además en Panamá. ¡¡Hombres, no celebréis todavía la derrota de lo que nos dominaba hasta hace poco!! Aunque el mundo se alzó y detuvo al bastardo, la perra que lo parió está otra vez en celo” En el mismo sentido agrego también prestado de Bertolt Brecht: “ Entonces, ¿de qué sirve decir la verdad sobre el fascismo que se condena si no se dice nada contra el capitalismo que lo origina? Una verdad de este género no reporta ninguna utilidad práctica. Estar contra el fascismo sin estar contra el capitalismo, rebelarse contra la barbarie que nace de la barbarie, equivale a reclamar una parte del ternero y oponerse a sacrificarlo”.
Publicar un comentario