Google+ Badge

martes, 8 de septiembre de 2015

Es una intención deliberada y fraterna de entablar un puente de intercambios con algunos camaradas. La historia no ha sido en vano, en ella hay que hurgar, analizar los errores y someterlos a la crítica, la tarea es superarlos dialécticamente. Donde está el error esta el acierto, pues bien de eso se trata. Los comunistas en general tenemos un largo y fecundo recorrido, por tanto solo el análisis desde el materialismo histórico y el materialismo dialectico nos permitirá superar obstáculos, el fundamental el antagonismo de base, irreconciliable y antagónico, tal es su carácter. Este aspecto esta colocado como piedra angular en la sociedad dividida en clases, con intereses antagónicos e irreconciliables. En esta etapa surgen también nuevos obstáculos producto de la implosión del campo socialista, que para que se entienda mejor, se trata de la derrota de la concepción revolucionaria, es decir del materialismo dialectico, por una concepción revisionista y liquidadora. No hay un campo socialista en el cual mirarse, países guías, hombres guías, esa en definitiva ha sido y sigue siendo el argumento anti dialectico que han empleado los liquidadores, los revisionistas y también reformistas políticos. Pero es que no se trata de eso camaradas, se trata de ideas guías, esas ideas aun hoy mantienen total vigencia, dan razón de ser al proletariado, a los explotados, a los millares de mujeres y hombres que no están dispuestos a naturalizar la explotación del hombre por el hombre. Ellos son y en ella me incluyo, sin ninguna pretensión, las “chispas” que alumbra la aurora. Entre los comunistas hay debates a dar, hay ideas a intercambiar, hay categorías a rescatar, hay una concepción, la única, negadora de este modo de producción, ella es sin dudas el marxismo-leninismo. Somos nosotros los comunistas y no los tercerismos, los neo y los kantianos, los empiristas, aquello de “la practica nos une, la teoría nos separa”, no son esos, somos nosotros, incluso mucho más que nosotros ya que el marxismo-leninismo nos trasciende largamente y esta bueno que así sea, este ya es patrimonio de la humanidad, ahora se trata de adoptarlo. No es esta una tarea individual, se trata de ir conformando un INTELECTUAL COLECTIVO, esa es una forja de muchos, como la revolución es de masas y con ella todo, sin ella nada. Hoy y siempre hay que confiar en las masas, pero no en las masas a ciegas, en la masas en concreto, es decir en la clase obrera, en ella hay que confiar. La confianza es una construcción, por tanto en esa construcción el materialismo dialectico es fundamental, la compresión de sus leyes y el principio fundamental no puede ser algo antojadizo, no, es y debe ser la aplicación ajustada de las leyes del desarrollo y el movimiento: la primera ley UNIDAD y LUCHA DE CONTRARIOS, quizás la más importante y la segunda, marcan toda esta fase de la lucha de clases, la segunda CALIDAD y CANTIDAD. Esa es la tarea fundamental de los cuadros comunistas, introducir la CALIDAD en la CANTIDAD. Esta de algún modo es una suerte de introducción, para llegar a una reflexión que ya he compartido, reflexión que tiene objetivo o finalidad: abrir una instancia de intercambio de opiniones, que seguramente están cargadas de matices e incluso diferencias. Ahora de eso se trata, analizar críticamente nuestra acción militante, nuestro compromiso con la concepción de mundo que sostenemos y que de algún modo es razón de vivir, como lo dice tan cálidamente el “negro” Heredia. Por acá me quedo, en tanto estos aspectos no son particularidades de un país (Uruguay) o (España-Argentina- Brasil-Paraguay, etc.). Esta ubicado en el marco de la generalidad. *. Es interesante el intercambio que se viene dando. Algunas precisiones antes de entrar en tema: 1) comunismo no significa una opinión, comunismo es una concepción del mundo y por tanto negadora del actual modo de producción, modo de producción capitalista, 2) la lucha contra el revisionismo no es un aspecto de Estados/ Países, no es un problema Español o de Uruguay. El revisionismo es una corriente histórica cuyo epicentro se afirmaría en la mitad del siglo pasado, es decir desde 1953 en adelante, tendrá su asenso vertiginoso con el XX Congreso del PCUS, con él, el asenso al Poder del primer estado proletario y campesino de Nikita Kruschev. Desde ese momento y de ahí en adelante se anunciaría al mundo el viraje, que algunos pudieron pensar que era táctico, no, no era táctico, era estratégico, esa es la Coexistencia Pacífica, elevado al grado de principio. Los partidos Comunistas adoptaron este principio, por tanto adoptaron un principio anti dialectico y ajeno al marxismo-leninismo. Esa fue la gran operación del revisionismo histórico que ha marcado política e ideológicamente a la gran mayoría de los PC. Fenómeno este del cual no es ajeno el PCU, con sus particularidades. Dice bien Mercedes, El PCU soporto durante más de una década la represión, la cárcel, el exilio y desarrollo en clandestinidad una tarea heroica, miles de militantes presos, miles exiliados y clandestinizados. Organizo desde el primer día la resistencia al Golpe Fascista, con la clase obrera organizada y desplegando la más amplia unidad en torno a aislar la dictadura fascista. Eso no está en dudas y no podría estarlo. Luego Mercedes se refiere al marco de Unidad Política, en la que el PCU tuvo una enorme importancia, define en términos políticos el rasgo de la época y ubica elementos salientes en términos de contradicción, esta es entre OLOGARQUIA y PUEBLO. La actitud de sus militantes en general fue sumamente digna. Acá entonces no está en tela de juicio el papel o rol político de los comunistas uruguayos, este no es un debate de orden político, aunque también lo será, porque la política es coyuntura y por tanto táctica. La táctica se corresponde o debe corresponderse con la estrategia, la estrategia (objetivo) y la táctica (coyuntura). Por tanto la tarea de los comunistas define algunos aspectos fundamentales. El primero, el Partido es el Estado Mayor de la revolución, por tanto define al sujeto social de la misma ¿y como lo hace? Lo hace en el entendimiento de cuál es el modo de producción, por tanto en el capitalismo quien produce valor, es la clase obrera, es decir no es caprichosa la elección del sujeto, está vinculada al lugar que ocupa en la producción, este aspecto plantea entonces ¿con quién? Con la clase obrera organizada ¿y que mas? describe, define cual es la anatomía del Poder, el carácter de clase del Estado, se para en el materialismo dialectico e histórico, adopta al manifiesto comunista como el programa de la clase obrera y afirma que: la historia de toda la humanidad hasta nuestros días, es la historia de la lucha de clases. Ubica las contradicciones, define el carácter antagónico e irreconciliable de las contradicciones, ¿Cuál es la contradicción fundamental, cual la principal y cuáles no son antagónicas? El horizonte de los comunistas es la abolición de la explotación del hombre por el hombre, es la superación dialéctica del modo de producción capitalista, por tanto su objetivo es el Poder. * esta era una respuesta a un debate inconcluso.
Publicar un comentario