Google+ Badge

jueves, 16 de febrero de 2012


TRABAJADOR DE CONCIENCIA REAFIRMA SU CLASE PROLETARIA
Entrevista a Orlando Zeballos obrero de la construcción, integrante de Refundación Comunista y del
Encuentro Nacional de Trabajadores
“Para que se sostuviese un gobierno que le rinde pleitesía en el Hotel Conrad a los inversores que vienen a explotar a los trabajadores uruguayos, había que domesticar, ganar, comprar y asimilar a una dirección entregada del PIT-CNT”

Chury: Aquí, en este reportaje habitual está con nosotros Orlando Zeballos que ostenta el título de trabajador de la construcción en la actualidad, ex-militante del Partido Comunista, hoy integra Refundación Comunista, militante social de la zona de la Costa, integrante del Encuentro Nacional de Trabajadores.
Y bueno, nos va a acompañar para hablar del proceso que están haciendo los trabajadores que integran el Encuentro. El papel del PIT-CNT hoy, la educación y los planes de este gobierno.
Orlando, el gusto de que estés por aquí visitándonos para hablar un rato...

Zeballos: Lo mismo para mí, Chury. Un saludo enorme para la audiencia de CX 36.
En el arranque comenzamos conversando un poquito con Chury recordando algunas cuestiones de tantos años, donde nos encontramos porque teníamos un horizonte en común...

Chury: Mucho tiempo, cuando todavía creíamos en una cantidad de cosas que les dábamos valor de certezas. Craso error a darle valor de certezas a tantas mentiras que, yo creo, que ya se estaban engendrando...

Zeballos: Sin duda alguna.
Permítame, Chury, un agradecimiento en particular a la dirección de la Radio CX 36 porque en estos tiempos donde generalmente se omiten las palabras, se omiten a los hombres y se intenta generar una suerte de realidad artificial que tiene que ver generalmente con lo mediático, que responde naturalmente a una lógica de dominación y a una concepción ideológica. Por eso no es extraño que una serie de trabajadores, de viejos militantes hayan desaparecido prácticamente de la escena política o de la escena social.
No es el caso de los que llegaron y se acomodaron o de los que de alguna forma al decir de tus palabras, que ya en algún momento habían definido cuál era su horizonte y hacia dónde apuntaban.
De manera que el agradecimiento a esta radio que tenemos la posibilidad de escuchar semanalmente. Es decir, una centena o tal vez más de militantes sindicales, militantes políticos, hombres de la cultura que pasan por la radio y que de alguna forma van registrando palmariamente ese Uruguay real que de alguna forma expresa la contracara del progresismo divertido, del progresismo de medias tintas, del progresismo de “nos abrazaremos con las culebras” y cumplió la promesa. Hizo todo eso, quienes en definitiva han llegado después de más de 40 y pico de años de acumulación histórica, de lucha concreta de la clase obrera, de los sectores populares. Y que hoy están en el gobierno, sin duda alguna, y que de alguna forma también han dejado una suerte de parálisis en la sociedad uruguaya, particularmente en la clase obrera, tratando de tirarnos una loza encima.
¿Y qué habrá pasado para que todo esto ocurra? ¿En qué cuadro se desarrollaron estos acontecimientos? Porque quizás sean preguntas, interrogantes que tendríamos que empezar a revelar.
No se dio en cualquier tiempo histórico, en primer lugar veníamos ya de un proceso diseñado, definido por las escuelas de las Américas, el proceso que luego se conocería como la Operación Cóndor que tenía que ver con la instalación de dictaduras militares en la región, en el cono sur, que intentaban descabezar a la clase obrera que venía en ascenso.
Y venía en ascenso por varias razones. En primer lugar, porque la condición del ser humano, que hay que instalar en este Uruguay de hoy y en el mundo tal vez. No tenemos ni la capacidad ni la fuerza para lograrlo pero por lo menos vamos a intentarlo, de tener dignidad. La dignidad expresada por la clase obrera y por el hombre que en definitiva se inscribe en mayor libertad, en mayor justicia y en tratar de construir una sociedad distinta.
¿Y qué pasaba para que esto ocurriera? Porque esto es interesante verlo. Es decir, el mundo vivía, por suerte y por capacidad militante, de una sociedad que despertaba de la prehistoria y se transformaba a partir del 1917 en la primera revolución proletaria triunfante en el mundo que se transformaba en una suerte de faro para la humanidad.
Y no fueron los únicos acontecimientos, ese fue el singular, el que marcó la etapa, el que demostró que la clase obrera puede gobernar sin burguesía, sin capas medias, sin patrones, pudo hacerlo, la humanidad conoció ese tiempo. Y se fueron dando los procesos que a continuación despertarían a buena parte de la humanidad que es el proceso de ruptura con el yugo colonialista (de combate al Imperialismo), este hoy anda por acá por la vuelta, por las Malvinas o por Pakistán, Irán, Irak. Mire que es larga la lista de países que en ese proceso de neocolonización en este tiempo vuelve a instalarse.
Pero en aquel tiempo se abría una perspectiva y un horizonte para la humanidad impulsado por la clase obrera, que rompía con el colonialismo, que auguraba de alguna forma un tiempo nuevo de liberación nacional, de ruptura con el desgastado colonialismo imperialista.
Esto se fue dando durante más 30 años hasta que en la región apareció una revolución que hablaba en español y esa era la Revolución Cubana. Allá por el 50 y pico y el 60 y pico comenzaba a diseñarse lo que iban a ser procesos que despertarían a la clase obrera y a los sectores populares con una gran admiración, porque en última instancia se trataba de extirpar una suerte de pústula que estaba por estallar que era la dictadura y la tiranía de Batista.
Todo eso fue alumbrando a generaciones y a trabajadores y a una sociedad que comenzaba a sacudirse en toda la región, en el mundo y en toda la región. Particularmente la nuestra conocía, desde el cordobazo para adelante, que había sectores en la sociedad latinoamericana, en la sociedad uruguaya con enorme dignidad y con un gran compromiso de cambio. Había un horizonte histórico, concreto, palpable, que podíamos tocar de alguna forma.
Y eso impulsó naturalmente a que ciertos sectores, algunos caracterizados como reformistas, otros como oportunistas, verdaderos aves rapaces que siempre están en la vuelta, una suerte de carancho o de cuervo. Bueno, eso es lo que también se prendió en aquel proyecto histórico.
A los reformistas uno les puede hasta perdonar algunas cosas, porque el reformista es aquel que cree que a partir de las reformas graduales puede ir avanzando y lograr de alguna forma una suerte de capitalismo bueno, que no ha pasado nunca naturalmente. El otro, que es el oportunista, que tiene una combinación de reformista y oportunista. Y es oportunista porque se sube al primer carro, al que ande en la vuelta.
Ahora, por ejemplo, haciendo saltos rápidos para tratar de entrar en el tiempo de hoy. Es decir, acá el Uruguay conoció en el salto rápido la concertación para el desarrollo y nos llamaría la atención en la década de los 60 o de los 70 que Manini Ríos era y es parte de todo esto. Y es parte.
¿Y quién era Manini Ríos? Era un integrante de la JUP, de la Juventud Uruguaya de Pie, aquellos que de alguna forma en el oscurantismo fueron transformando en una suerte de escuadrones de la muerte.
¿A qué se dedicaban? A la caza de tupamaros, a la caza de comunistas, a la caza de militantes, a la caza de la clase obrera.
Pero que luego se suben al carro, a este carro, son verdaderos advenedizos de última hora y encontraron un campo fértil. Digo, uno un poco desordenadamente trata de apurarse para llegar al Uruguay de hoy. Todo eso pasó en algún momento, y también pasó la caída del socialismo real y algunos decretaron que era el final de la historia.
Y nosotros, los comunistas, los comunistas de Refundación Comunista, sostenemos que la etapa de tránsito del capitalismo al socialismo fue inaugurada en el 1917 y sigue abierta. Y sigue abierto en tanto y en cuanto las necesidades concretas del ser humano sigan siendo reales y existentes.
El mundo entero puede contar hoy más de 200 millones de desocupados. Esto es real, no es un invento, ocurre. El Uruguay disfrazado y maquillado con una suerte de estadísticas y datos que hasta además son vergonzantes, intenta edificarnos una realidad artificial, dice, hemos bajado el índice de mortalidad infantil.
Bueno, el año pasado se murió un niño por allá por Artigas desnutrido, pueden ser mas, a este caso lo conocimos, fue publico. Es un crimen del gobierno progresista. El año pasado se murieron más de 12, 13, 14 personas de frío, por hipotermia, porque no tenían dónde vivir. ¿Porque les gusta, porque hacen ejercicio, les gusta el frio? No, porque las condiciones materiales, aun con el desarrollo, con el aumento del PBI y con todos los indicadores que parecería que estamos en el Primer Mundo genera que haya situaciones de uruguayos que viven, padecen y mueren en las peores condiciones. Y todo con datos que son interesantes, porque si uno los mira y los analiza dice que al país le va bárbaro. Y no ocurre esto sino que ocurrió todo lo contrario, se murió gente de frío, se murieron niños por ausencia de alimentación, por verdadera condición de indigente. Se tuvieron que abrir más refugios, no sé si lo recuerdan, Olesker se enloqueció. Una ministra saltó, Vignoli, fue echada, corrida porque no había refugios y la gente se moría de frío. Los veíamos en las calles, quienes pasaban por 18 de Julio los encontraba hacinados en las puertas de las iglesias, debajo de un techito tratando de salvarse del frío. Eso es en el Uruguay en que todos los indicadores parecerían revelar que ya estamos en el Primer Mundo.
Pues rápidamente tuvo que salir el gobierno a socorrer y a intentar resolver con paños tibios esta situación.
¿Y qué encontró en todo esto? Porque estos son los datos acusatorios que de alguna forma gravemente responsabilizan de lesión, de omisión de los derechos humanos a este gobierno y a quienes los han sostenido.
Para que todo esto ocurriera en esta suerte de siesta y de indiferencia, inescrupulosa de ciertos sectores en el Uruguay, había que ganar todo. Y ganar todo significaba ganar los aparatos. Y cuando decimos los aparatos, decimos los aparatos construidos por la clase obrera.
. Ese es el secretariado ejecutivo del PIT-CNT que de alguna forma sus principales figuras, sus hombres más relevantes, se han transformado en verdaderos promotores de todo lo bueno que tiene este gobierno. Y lo bueno son estos muertos de frío, estos muertos por ausencia de alimentación, estos muertos en las cárceles donde los hijos de la clase obrera al decir de Goy Fonseca que lo escuchábamos los otros días, es el lugar que les han asignado, los han condenado a vivir en la periferia, a vivir en el lumpenaje, en la pobreza, en ser más pobres que los pobres. Y aquellos que son pobres y saben lo que es ser pobres, que es muy jodido, ser más pobres que los pobres es mucho más jodido, es no tener nada. Entonces pareceria que lo bueno tiene que ver con un sector condenado, descartado en esta sociedad de primer mundo.
Todo eso se fue dando en este país, en este momento y en este tiempo histórico. Y hay un planteo que es muy concreto y muy gráfico, el análisis concreto de la realidad concreta nos dice: ¿qué pudo haber ocurrido en el Uruguay para que esto se haya dado en la mayor de la impunidad?
En primer lugar, la expropiación salvaje de un proyecto histórico, enajenado, ganado para los intereses de la gran burguesía, de la oligarquía terrateniente, del gran capital. ¿Llevado adelante por quién? Por guerrilleros, por tipos que venían con el simbolismo de haber enfrentado a la oligarquía de los Peirano Facio, de Pacheco Areco, de haber asaltado el tiro Suizo, la burra de Mailhos, los libros negros del empresariado explotador. Bueno, esos son los que hoy están gobernando para las clases dominantes.
Y no lo hacen solos, porque seríamos muy injustos si no incorporáramos también a los que han hecho méritos suficientes para ser partes del mismo gobierno, y tiene que ver con la izquierda histórica del Uruguay, de definición marxista, marxista leninista. Todos ellos son parte de este proceso de extranjerización de la soberanía, de acumulación de riqueza del capital financiero, de libertad primaveral para la explotación del trabajador. En este cuadro se pudo desarrollar, con estas complicidades. Con un estudiantado domesticado que de alguna forma representó dignamente la FEUU, en otro tiempo con el escupitajo al embajador yanqui. ¿Se acuerda, Chury, de aquella época donde la dignidad del estudiantado rebelde frente a la invasión yanqui, a la presencia de los cipayos y de los sicarios los escupía? ¿O de la clase obrera solidaria internacionalista con la Guerra Civil Española, con los pueblos en lucha, con la Revolución Cubana?
Todo eso tuvo que invertirse para que esto pasara. Pero decir esto y no decir la contracara de todo esto es llevar a los uruguayos, a la clase obrera, a las reservas morales de dignidad, que las tiene este pueblo, en una suerte de fatalismo. Y bueno, pero entonces no tiene vuelta. Y no es así, no es así.
¿Y por qué no es así? Y no es así porque la clase obrera ha demostrado que tiene reservas. Tiene reservas morales cuando impulsó un plebiscito para derogar la expropiación del servicio publico de agua, en manos de una empresa privada, que luego la interpretación del presidente Tabaré Vázquez, violando el mandato popular, violando una ley como primer acto de gobierno, iba trazando el camino de lo que vendría. Ya se inauguraba el 2005 presagiado por estas cuestiones, naturalmente, presagiado por el acuerdo en Washington, por el nombramiento de un ministro que representa al estilo Ramón Díaz, a la asociación de bancos. ¿Te acuerdas, Chury, de Ramón Díaz? Qué parecido que es Astori ¿verdad?

Chury: Sí, yo no sé si en neoliberalismo creo que perdió la carrera Ramón Díaz, Astori le ganó. Además tiene una muy linda foto en la Casa Blanca con Vázquez.

Zeballos: Está claro, está claro.
Pero decíamos, para no desviarnos del tema, aun en ese cuadro lo que no se puede es plantear que no hay salida. Sí hay salida, hay que sacar a la clase obrera de la encerrona, del lugar a donde la han tratado de llevar. Y han habido esfuerzos y los hay de múltiples sectores, unos de una forma y otros de otra. Allá por Bella Unión los cañeros, acá recuerdo que en el 2004 inauguraron los productores rurales, que venían confusos, algunos decían “rentabilidad o muerte”, luego se fue cambiando esa consigna y terminó siendo un proceso de lucha desde el sector primario de la producción, que luego se lo expropiaban, rematado, entregado. No como el caso de los Peirano, no como los Basso porque a ellos no les sacan nada, no como los Soloducho que se fugó. ¿Se acuerda de aquel industrial textil? Se fue, se fue con unos cuantos millones de dólares y anda allá por Israel, no hay INTERPOL para buscarlo, para traerlo, preso tendría que estar, pues no.
Pero se fueron dando vestigios de lucha de la clase obrera y de sectores populares. Se fueron dando los procesos que intentaron derechizar a la opinión pública, particularmente a la frenteamplista con los conflictos de ADEOM. Cuando Arana allá por el 2002 era capaz de salvar el capital de los inversores que venían al hotel casino Carrasco y reducirles el salario al mismo tiempo a los trabajadores de ADEOM. Sin embargo la dignidad de la clase obrera, los trabajadores de ADEOM, levantó la bandera al decir no hay concesión alguna con el Estado burgués representado por este gobierno que era el gobierno de Arana y naturalmente que reivindicaban lo que tenía que ser. Es decir, para la clase obrera, un convenio es ley y hay que cumplirlo y ahí se había firmado. Por lo tanto, había responsabilidades, se difundió una campaña mediática muy fuerte. Amplificada por los medios de manipulación ideológica y política, que son los grandes medios de comunicación y desinformación naturalmente, intentando derechizar a la opinión pública, particularmente a la frenteamplista que eso podría de alguna forma llevar a no ganar las elecciones 2004. Esa patota radical ultra de ADEOM ponia en riesgo de hacerle perder las elecciones al Frente Amplio. Por lo tanto había que ponerlo para el costado, una suerte de freezer y penitencia.
No se notó ahí la solidaridad de clase. La actitud del PIT-CNT fue una actitud pasiva, cómplice con aquello. Y sino recordemos las actitudes de algunos de aquellos dirigentes que hoy siguen estando.
Yo recuerdo que en el 2001 y en el 2002 se negociaba entre el Pelado Ramos y Lalo Fernández, que fue secretario del Partido Socialista, lo que era la fuga de capitales en el proceso de crisis del Uruguay y de la región y la fuga permanente que llegaba a U$S 3.000 millones. Se negociaba con Batlle, con Atchugarry y con otros y esto lo hacía el movimiento sindical, lo hacía la dirección de AEBU. Con absoluta complicidad del secretariado ejecutivo del PIT-CNT, en ese mismo momento se daba la ocupación de los liceos de los estudiantes, porque hay que recordar estas cuestiones. Y no hubo un paro general en solidaridad con la lucha del estudiantado que estaba planteado en los mismo términos que está planteado hoy, bajo la impronta de la reforma Rama y hoy bajo una impronta mucho más audaz, mucho más avanzada de este gobierno y de sus socios. De este gobierno de salvataje nacional de los Bordaberry, de los Lacalle y de los Mujica.
De salvataje nacional, digo para que se entienda, de salvataje de las tasas de ganancias, porque eso es lo que quieren hacer.
Pero los mismos escenarios, los mismos fenómenos irresueltos en aquel momento siguen estando hoy. Y de alguna forma la estigmatización de los trabajadores de ADEOM significó también que un sector de trabajadores de clase obrera haya tenido la dignidad proletaria clasista de pararse un 1º de mayo, que no es menor recordarlo, en el 2006 en el Uruguay en la plaza 1º de Mayo bajo agua con ausencia de los medios de comunicación y al mismo tiempo haciendo un acto donde la clase obrera dignamente reivindicaba sus necesidades concretas sea el gobierno que sea y con una actitud que se diferenciaba nítidamente de lo que luego sería el otro acto oficial que sistemáticamente se viene manteniendo.
Pero ya aparecían los embriones, ya podíamos estar tranquilos, ya empezaba a aparecer esto.
Algunas cuestiones que nos parecen interesantes que decíamos venía ya vaticinada y marcada por ciertos episodios que mostraban que la clase obrera no había agotado su manantial de reserva y de dignidad proletaria. Marcamos como hecho significativo la actitud de los trabajadores de ADEOM frente a la ofensiva derechisante del Frente Amplio, estamos hablando del 2002, esa fue la primera gran huelga de ADEOM, la primera gran lucha. No sé si la primera pero sí una de las más importantes, los horcones que dividieron a sectores de uruguayos.
Posteriormente saltamos al 2006 que fue aquel 1º de mayo que hicimos en la plaza 1º de Mayo, Mártires de Chicago, bajo el abandono del secretariado ejecutivo del PIT-CNT con reivindicaciones genuinas que pertenecían a la clase obrera.
¿A qué sector de la clase obrera? A un segmento minúsculo tal vez, tal vez subestimado por la institucionalidad oficialista pero que de alguna forma venía presagiando que se iba generando un polo que se desarrollaría posteriormente en el correr de los años bajo la impronta entreguista, conciliadora, de un movimiento sindical y particularmente de un secretariado ejecutivo que vivía una suerte de gran siesta. En ese cuadro, cuyo rasgo principal era la entrega y claudicación del PIT-CNT, emergía por debajo un segmento de trabajadores, de clase obrera entreviendo nuevas perspectivas organizativas.
Todo eso fue generando condiciones para que los 1º de mayo posteriores, aun el que se hacía en Arroyo Seco y el otro que se hacía en 18 de Julio, en la plaza Libertad, tuviera algún eje de acuerdo, algún componente de fondo que representaba y reflejaba fielmente las condiciones de sectores de la clase obrera para que posteriormente fructificara un proceso de mayor entendimiento y de mayor acuerdo sobre sectores que provienen del mismo lugar, que viven las mismas peripecias, que son capaces de difundir, publicitar y enjuiciar a este gobierno y a la dirección cómplice y entreguista del secretariado ejecutivo del PIT-CNT y se fuera vertebrando ahí sí un aire nuevo, cargado de internacionalismo proletario porque ese fue el encuentro del 1º de octubre (2011)con delegaciones de Argentina, con delegaciones de Brasil, con la presencia y el saludo de distintas organizaciones de la región y con la presencia nutrida de 500 y pico de trabajadores debatiendo democráticamente. Pero no la democracia burguesa, en la democracia proletaria, a mano levantada, a voz de cara a cara, sin esconderse. Eso fue dándose el 1º de octubre en AFCASMU que ya venía de alguna forma presagiado por una serie de reuniones y encuentros que de alguna manera iban definiendo lo que iba a ser o lo que es hoy el Encuentro Nacional de Trabajadores, Estudiantes y Jubilados, porque estos han jugado un enorme papel. Hay que escuchar al compañero Morales cuando hace las denuncias y responsabiliza a los Murro y compañía de ciertas actitudes que lindan con la delincuencia o a otros.
Y ese fue el Encuentro y es el Encuentro Nacional de Trabajadores que nosotros decimos, Chury, con enorme dificultades para poder participar activamente de esa concreción. Lo hacemos, lo hacemos con la posibilidad que tenemos, estamos un tanto alejados de Montevideo pero con la presencia de camaradas nuestros, pero sobre todo de compañeros a los que les tenemos enorme aprecio y fundamentalmente confianza histórica en el desarrollo y en la perfectibilidad del hombre capaz de perfeccionarse, mejorarse, dignificarse y dignificar a la clase con su actitud. Y es ese el proceso que va recorriendo el Encuentro Nacional de Trabajadores, que no fue omiso a la carestía a los impuestazos, que tuvo dos marchas hacia el Ministerio de Economía y Finanzas pero que tampoco fue omiso con la reforma de la educación, esa reforma complotada, esa reforma pergeñada por el Banco Mundial, esa reforma capaz de demostrar de forma palmaria el fracaso estrepitoso, no solo de los Rama sino de los que vienen después de todo el proceso de gobierno progresista y frenteamplista que venía ya con la omisión de la Comisión de Educación en el propio FA, cuando en el congreso, antes de llegar al gobierno, le habían impedido la posibilidad de incorporarse a las comisiones de discusión programática, no se habían difundido sus resoluciones de congreso. Lo recuerdo porque estaba el compañero Heriberto Gesto, un docente, un maestro de la época de los J.Castro, de V.Brindisi, de los Soler, que todavía están vivos. Yo estoy seguro que a la hora de convocarlos para la formación de una comisión de defensa de la educación pública van a estar alistados, sino en primera línea, al costado de cada uno de nosotros porque tengo plena confianza de que esos compañeros no fueron comprados porque no hay precio con qué darle. No me van a decir que compraron a Heriberto Gesto, no me mientan. O a Víctor Brindisi o al maestro Soler e incluso digo a Ruben Yañez. Porque se puede confundir el hombre. ¿Por qué no se puede confundir? Se pudo confundir, pero tendrá que retomar el camino del cual es hijo, hijo de la clase obrera, hijo de un trabajador de frigorífico, un hombre del teatro, un hombre de la docencia, un hombre de la cultura, con 80 y pico de años que lo llevaron ahí al bicentenario y lo pusieron.
Compañero Ruben Yañez, camarada Ruben Yañez, la actitud de un comunista, la suya en particular que nos educó a todos nosotros, a muchas generaciones, no puede ser la cipayesca de este gobierno fraudulento, progresista que nos ha vendido todo y que intenta incluso castrarnos las esperanzas.
No me quiero desviar pero quería prestarle atención particularmente a estos camaradas y a estos compañeros de enorme dignidad, de enorme lealtad por los cuales nosotros sentimos un enorme respeto, respeto personal. Tal vez en lo ideológico tengamos que seguir discutiendo y capaz que algún día ni nos respetamos más en el plano ideologico.
Personalmente los seguiremos respetando. Ideológicamente, si se quedan con el equipo del enemigo... Es decir, estos no son un adversario.
Un día escuchaba a un compañero que decía: no, no, pero estos no son enemigos nuestros, son adversarios.
No, no, estos son enemigos, la burguesía es enemiga de la clase obrera porque la condena y la explota. Son enemigos. No me van a decir que yo no tengo odio de clase, yo no odio a los Peirano. ¿Para qué les voy a mentir? Profundo repudio, asco y odio a los Peirano y a los advenedizos que trabajan para ellos. Profundo odio y hay que señalarlo.
¿Cómo no vamos a sentir odio por Mujica? Si no sintiéramos odio por Mujica, por el Partido Comunista institucional, entonces seríamos una suerte de verdaderos ventrílocuos y mentirosos cuando decíamos que, lo decía el camarada comandante “hay que indignarse frente a la injusticia”.
¿Cómo no nos vamos a indignar con la actitud del Partido Socialista, con la actitud de Tabaré Vázquez aplaudiendo y pidiéndole a gritos a Bush ayuda para iniciar una suerte de guerra? ¿Pero cómo no vamos a sentir odio? Tenemos que sentir odio y transmitir ese odio. Educar en el odio de clase, en el odio hacia nuestros explotadores.
Sepan que ustedes, que nosotros estamos condenados, los que vivimos esas condiciones, por estos. ¿Por quiénes? Por los Peirano, por los Pacheco, por los Bordaberry, por los Sanguinetti, por los Lacalle, por los Tabaré Vázquez, por los Mujica, por todo el Frente Amplio, por el PIT-CNT, por el secretariado ejecutivo. No digo la masa obrera, la masa proletaria, esa no. Digo los que saben lo que están haciendo. Los promotores al estilo Turco Abdala en la M 24 promoviendo las mineras porque eso va a darles trabajo a los uruguayos. No tienen vergüenza.
O los Richard Read, empresario, tendría que estar en la Cámara de Empresarios, está confundido. Usted no tiene lugar entre la clase obrera, si es un empresario. Y además es un explotador, vaya al juzgado, cumpla con las demandas laborales.
Bueno, esto es lo que ha pasado en el Uruguay. Pero en la contracara pasó esto otro que decíamos hoy. ¿Qué pasó? Que hay en la escena nacional parado un proyecto político electoral, que habrá que vertebrarlo con otros, que habrá que seguirle incorporando gente. Y lo digo modestamente y sin ningún tipo de soberbia, a la Asamblea Popular hay que seguirle incorporando organizaciones, hay que ensamblar ese proyecto para que la representación de izquierda que no murió a pesar de los designios, del enterramiento y de la muerte de lujo que quisieron hacer.
Y luego, años después aparece la perspectiva que no podía faltar, que era la de la clase obrera y ahí está el Encuentro Nacional, con errores y con aciertos. ¿Y cómo no los va a tener? Donde está el error está el acierto, tiene todo. Tiene inmadurez, tiene experiencia, tiene las dos cosas, tiene gente joven que está haciendo sus primeras armas en el movimiento sindical. Tiene compañeros que vienen de sectores que no pertenecen históricamente a la clase obrera y por lo tanto tienen más prisa que otros, pero tiene clase obrera. Y todo eso ha ido ensamblando al movimiento popular.
¿A quiénes? A los que reivindican juicio y castigo, ¿no está la Plenaria?. A los que siguen reivindicando la dignidad histórica de la clase obrera, de los veteranos que trabajaron y entregaron su vida para desarrollar a este país y para criar a sus hijos en este país. No como los expulsaron durante décadas y también hoy nos venden el verso de que van a repatriar. Pero vamos a no mentir muchachos. ¿Van a repatriar para qué? Porque hay un boom de la construcción. ¿Pero no conocieron EE.UU., no vieron lo que fue el boom inmobiliario, la burbuja, o en España? ¿Cuánto tiempo más tiene esto? ¿Y los trabajadores manufactureros, el sector frigorífico, eso no lo cuentan, no hay desocupados ahí? ¿No hay salarios de $U 8.000? El 80% de la clase obrera no paga IRPF porque no llega al monto mínimo imponible. La canasta familiar en los $U 50.000.
Entonces, decíamos, hay un proyecto político, tiene su programa, tiene sus planteos. Hay un proyecto social, clasista, proletario que ya está parado en la escena nacional. Que lo pueden seguir omitiendo, háganlo, pero hay un sector de la clase obrera que comienza a recorrer su camino, que comienza a romper las cadenas, que comienza a reencontrarse con el programa histórico, con el programa de salida, que rompe con su letargo. Ese es el proyecto que se empieza a fraguar, ya estamos en condiciones de entrar en la negación de la negación que esa es la tercera ley de la dialéctica. Y hay que negar lo viejo, pero lo nuevo tiene parte de lo viejo. Y no es malo que así sea.
Sus formas, su metodología, la ideología que hay que desparramar, que hay que derramar con el planteo general en las inmensas masas, está vinculado a la denuncia, a la condena y al señalamiento de quienes tienen responsabilidad.
Tiene responsabilidad en primer lugar la fuerza política que ha llevado a la Presidencia a quien está hoy y ayer a Tabaré Vázquez. Ese que quiso traer al imperialismo, a Bush para declararle la guerra a Argentina. Pero tiene que ver con la fuerza política que lo compone.
Y tiene que ver con la clase obrera, aristocracia obrera –al decir de Lenin- que se ha pasado con armas y bagajes al campo del enemigo. Y se han pasado por algo, porque han dado con el precio. ¿Y sino por qué se pasan? Esto es casi como los clubes de fútbol, si hay buena plata se venden y se vendieron. La historia lo demuestra. Están ahí a la vuelta de la esquina los Kerenski, los Bujarin, Martov, tienen otros nombres, apellidos en español. Están todos, están los marxistas leninistas, están los que promueven la liberación nacional, están los libres pensadores de izquierda, están los hombres comprometidos con su tiempo, están los hombres que siguen auspiciando que habrá una aurora triunfante.
¿Y cuál ha sido la tarea de divulgación? 500 decíamos en la actividad del 1º de octubre. ¿Y saben cuántas firmas había? Dígalo, Richard Reed, 3.500 juntaron los ultras y vamos a más, sí señor. Ya estamos en más de 3.500.
Hay que verlos a todos, este tiene que ser un año de recorrido, hay que recorrer a los 3.500 desde hace varios meses, estamos arriba de los 5.000. Hay que recorrerlos a todos, hay que darles organización, hay que empezar a formar los zonales en Montevideo, en la Costa y en el interior también.
¿Zonales para qué? Para luchar por el alumbrado los que no tienen, por el ómnibus que no para, por el precio de la canasta familiar. Hay que organizar, hay que organizar la demanda, la protesta organizada, hay que organizarla desde algún lugar. Hay que organizar la resistencia obrera. ¿Por qué? Porque estamos, a esta altura podríamos contar y no nos alcanza la audicion para decir cuántas violaciones de convenio hay. ¿O las trabajadoras domésticas hoy no están protestando y no van a reclamar porque no se cumple su convenio? Lo han violado, lo siguen violando.
¿Pero acá se los viola a ellos solos? No, no. ¿Y quiénes son responsables? Los trabajadores que se dejan violar, sí, claro.
¿Pero quiénes son los responsables, quiénes los representan? ¿Quién representa a la clase obrera hoy todavía y por poco tiempo más? Los que conocemos como el secretariado ejecutivo del PIT-CNT, la aristocracia obrera que se desligó hace muchos años de su condición de clase. Si no laburan, si no saben lo que es trabajar. Alguno no trabajó nunca. Bueno estos son primero cómplices y también responsables.
Porley, vos que me estás escuchando, ¿cuándo trabajaste en la construcción? Nunca. Chimango, ¿cuántos años hace que estás vinculado a la dirección del SUNCA? Es una estafa. Además nos conocemos, esto es lo más lindo. Si vos no laburás, ¿cómo son de la dirección de la clase obrera? Pero si perdió la vergüenza.
¿Pero saben qué? Ahora no, ahora hay otra cosa, ahora hay un proceso fermental y seguirá avanzando. Con los trabajadores de la educación, no importa que la FUM se vendió, era seguro que se iban a vender, pero hay otros docentes. Mi compañera es maestra y es docente, en la escuela y en el liceo, y apareció una suerte, un invento de Garibaldi. Porque a Garibaldi no le da la cabeza para hacerlo, con todo respeto Garibaldi, a usted no le da, alguien lo ayudó. Y armaron una suerte de comisión de becas que es una verdadera vergüenza. Yo lo quería traer para leerlo pero se te va todo el programa.
¿Saben qué sería la comisión de becas? ¿Saben cuántas becas darían? Este país de primer Mundo que no tiene necesidad de becas, las dan porque son generosos, 12 becas a nivel nacional, 12 becas.
¿Con qué condiciones? Bueno, primero tiene que andar con chiripá, no está escrito esto pero es eso, tienen que morirse de hambre y subsistir como puedan. Es vergonzante, primero que sean 12 becas y después las condiciones que exigen. Es impúdico, es impúdico.
Ahora, 2 ó 3 tareas que son fundamentales. Primero, me parece a mí, lo digo a título de interrogante compañeros, amigos y escuchas, primera gran tarea, no hay que comprar los versos, no hay que comprarlos todos. Los del progresismo habría que tratar de no comprarlos por una cuestión de salud. Les recuerdo, cuando nos dicen por televisión que se venden más plasmas en el Uruguay es mentira. Yo hice una comprobación, empírica, en la escuela del mi gurí, el más chico que tiene 7 años, voy a la escuela y me dice una gurisa, una mama que es artesana la gente no compra artesanías, la gente compra otra cosa.
Le digo: No me digas. ¿Y qué compra la gente?
-Compra plasmas.
-Ah, mirá. ¿Cuántos compraste vos?
-Ninguno.
-¿Y los 25 papás que vienen a buscar a los hijos nuestros, cuántos compraron? Te los nombro a todos, fulano no compró, mentira, no compran plasmas, apenas le alcanza para comer. Alguno puede ser que compre, yo no digo que nadie compre, 250.000 nuevos ricos hay en el país que son todas las familias del progresismo.
¿Ahora, cuántos hay en el Uruguay? El censo bajó, pero estamos en los 3.000.000 más o menos. Bueno, tenemos 500.000 históricos de la oligarquía vernácula que vive en Carrasco hacinaditos ahí con seguridad. Con rejas. Se pegan tiros, Chury, ¿vio lo que pasó? A mí me da lástima realmente lo que pasó, no quiero condenar a ese buen hombre que debe estar sufriendo. Digo buen hombre porque, por la actitud inútil, tonta y pacata de la clase dominante de no querer perder nada, querer preservar todito y si pueden preservar un poquito más mejor. Por esos se arman igual y después disparan a todos lados, mató a la hija, es una cosa terrible, una barbaridad. Viven en una suerte de jaulita. Lo peor, el miedo a perder algo lo lleva a perder lo mas preciado, un hjo.
Esos dueños del Uruguay son los 500.000 históricos –decía Germán Araújo. Más 250.000 que se incorporaron ahora, más toda la prebenda que han hecho con el asistencialismo vergonzante, mendicante del Ministerio de Desarrollo Social para tratar de ganar un electorado.
¿Saben qué? Les voy a decir, Mujica, Olesker, no se confundan, no crean que los compran porque les dan U$S 50, no, esa gente mañana si tiene que votar a Bordaberry o a Lacalle, los votan, no los compran. Ustedes que dicen que son lúmpenes, a esos cantegrileros que si les damos U$S 50 después compran celulares, andan locos de la vida y después salen a robar. Porque ese es el otro dato revelador que yo no lo he podido tocar pero sintéticamente me voy a referir, esa gente mañana puede terminar votando a Bordaberry, mire que es así Mujica. Aunque usted le dé, porque cuando se pierde conciencia como la ha perdido usted, cuando se pierde convicción como la ha perdido usted, para llegar a la situación a la que nos ha llevado, desde el punto de vista ideológico, se venden por nada. Se venden por nada, si usted sabe que se vende por nada, si toda esta barra sabe que se vende por nada.
Unos se vendieron. ¿Cuánto les dieron? Son lo más barato que hay estos tipos. Un diputado progresista, frenteamplista es barato, para las clases dominantes son monedas, es nada.
Permítame este último detalle, porque han hablado tanto del PBI y de lo bien que le va al país. Y digo, si le fuera tan bien al país, ¿seguirían abriendo refugios para que la gente no se muera de frío en invierno y se mueren igual? ¿Si le va tan bien al país, si la distribución es tan buena, para qué abren refugios? ¿De adorno los abren? No.
Si le fuera tan bien al país, a pesar de lo mediático y de lo manipulado, el nivel de delincuencia, yo no digo que sea mayor que los otros periodos porque ese es el terrorismo al que nos quieren llevar. Intentan llevarnos al terrorismo y además a tener desconfianza y miedo, tenerle miedo al planchita que viene con el gorrito. No, no, no le tenga miedo vecina,no le de ventaja pero téngale miedo a otro. El planchita capaz que te pega un tiro, es verdad, está comido por la pasta base sí y por las angustias sociales, por su condición de su propio hogar, de las condiciones en las que viene. Con un mundo que le ofrece todo en la televisión, compre todas las mejores marcas, vístase de esta forma, podes lograr todo, casi todo en el capitalismo y en el Uruguay parece que también. Y cuando no pueden, se frustran, ¿qué le vas a decir? Y salen a robar.
Pero, digo, si a un país le va tan bien, si el PBI aumentó tanto, si la distribución es tan buena, si hemos sacado a tantos de la pobreza, si hemos sacado a tantos de los cantegriles, ¿por qué hay tanta delincuencia? Si hay tanta delincuencia es porque no le va tan bien al país. ¿Verdad Bonomi?
Si hay un MIDES que sigue tirando mendrugo y que sigue abriendo de alguna forma refugios para que no se mueran de frío, es porque no le va tan bien. Es una demostración clara, no hay que inventarlo.
Otra cosa que queríamos decir, no hay que olvidar, no deben olvidar los uruguayos, los frenteamplistas convencidos que ese fue un proyecto histórico que tuvo valor, no se olviden, miren que este Tabaré Vázquez que es el próximo candidato, ese era el que quería declararle la guerra a Argentina. Que fue a hablar con Bush para una confrontación bélica. Ese hombre fue el que nos quiso llevar a esa situación. Pero no es lo único que ha hecho.
Entonces, no alcanza solo con tener memoria, además de la memoria agréguele una dosis de dignidad a su vida y verá que se abre un nuevo tiempo donde el hombre tiene que poder mirarse todas las mañanas en el espejo y salir dignamente a la vida a enfrentar la lucha y a conquistar ese espacio que le pertenece, porque tiene derecho a tener derecho. Eduquemos a nuestros hijos, a nuestros amigos, a nuestros compañeros, muy modestamente a tener derecho. Derecho a la vida, derecho al trabajo, derecho a indignarnos fundamentalmente y derecho a sentir profundo desprecio y asco por los advenedizos y un profundo odio de clase a quienes se han pasado a ese lugar.
No importa, creo que esas son las cosas fundamentales, promover todo ámbito organizativo en el marco de las definiciones generales. Las definiciones generales están marcadas por el antiimperialismo, por la liberación nacional, por el socialismo. El programa histórico está marcado por la abolición de la explotación del hombre por el hombre. El programa histórico está impregnado por la gesta histórica de la clase obrera uruguaya enfrentando al nazifascismo con más de 15 días de huelga, de ocupación, de decreto, de muerte civil en una dictadura que nacía. Patrocinada por estos que hoy tratan de salvar a los viejitos nazis, porque cuando dicen que hay que liberar a los viejitos de 70 años habla del Goyo, de Gavazo y otros más, en realidad lo que está diciendo es que hay que liberar, hay que despenalizar al fascismo, a la concepción ideológica. Miren que no es al Goyo Álvarez, es a la concepción ideológica.
O sea que cuando Mujica nos dice que hay que perdonar a los viejitos de 70 años, nos dice que hay que perdonar al fascismo, al nazismo, a la concepción se refiere Mujica. Él lo disfraza porque hace una suerte de como te digo una cosa te digo la otra y trata de confundir.
Y el otro sector de uruguayos, ese otro sector que empieza a enuclearse, que empieza a juntarse, que se empieza a ensamblar, que derrama el programa histórico, el planteo general, que desarrolla organización, que promueve el combate, el enfrentamiento, la lucha permanente y la construcción de nuevos ámbitos para la clase obrera que represente genuinamente sus interés, ya ha nacido. Ya ha nacido, está parado en la escena nacional, está parado en la escena política y está parado ante la clase obrera.
Nuestra tarea es brazos abiertos, generosidad, orejas bien abiertas, capacidad para hablarle al compañero que estuvo confundido, que puede estar todavía pero que tiene dignidad, que tiene reserva y que debe estar naturalmente de su lado que es estar de este lado. Es estar del lado de la clase obrera, del lado de los que no han claudicado, que por suerte, por capacidad somos muchos y muchos más se van corriendo para este lado.
Esa es la América Latina de hoy y el Uruguay.

Chury: Orlando, hemos llegado al final. Te quiero agradecer por este rato...

Zeballos: Gracias a ti Chury y a la audiencia...

Chury: Que pases muy bien.

Zeballos: Muchas gracias.
A la audiencia, a la emisora CX 36 y a todos en general que tienen la posibilidad de tener esta radio. Podemos tener muchas diferencias con ella, pero sin esta radio no estaríamos hablando de lo que estamos hablando hoy y alumbrando en la oscuridad.

Chury: Gracias Orlando.

Publicar un comentario